La depilación del vello facial, principalmente en mujeres, es algo que prácticamente todas realizamos con más o menos frecuencia en función de la cantidad y las zonas en la que nos aparece. La zona del labio superior, las cejas, el entrecejo, las mejillas, el mentón… El vello no deseado puede aparecer en distintas zonas de la cara, eliminarlo de forma eficaz y duradera se puede volver una verdadera batalla. 

La zona facial se ve más afectada por las hormonas que otras partes del cuerpo, eso provoca que el crecimiento del vello se acelere y se generen nuevos folículos con regularidad. Hasta ahora, los métodos más habituales para batallar contra el vello facial han sido la cera, las pinzas o el hilo. Ninguno de estos métodos consigue eliminar el vello o reducir su aparición, únicamente lo debilitan, pudiendo causar algunos efectos secundarios nada agradables. 

La depilación facial con cera consigue ralentizar la aparición del vello, pero nuestra piel sufre en el proceso y puede verse afectada si usamos este método de forma recurrente. Con el tiempo pueden aparecer manchas oscuras, este caso se aprecia sobre todo en la zona del labio superior, debido a la agresión reiterada que sufre la piel con la cera. La cera debilita el vello, que además de seguir creciendo puede causar granitos y enquistamiento (foliculitis).

Las pinzas también son una opción bastante extendida, este método es menos agresivo que la cera para nuestra piel, pero con él el vello también se debilita y puede venir acompañado de foliculitis y granitos. En cuanto a su eficacia, para mantener el vello a raya necesitaremos hacer repasos con mucha frecuencia.

La depilación con hilo al igual que los otros métodos, debilita el vello con todo lo que esto supone y para su mantenimiento necesitaremos generalmente recurrir a un especialista dado que no es un método que podamos aplicar con facilidad nosotros mismos. 

¿Por qué la depilación láser es la mejor opción para eliminar el vello facial?

La depilación láser sí consigue eliminar el vello facial y con ello reducir su aparición. El tratamiento no es agresivo para la piel, no la irrita, ayudando a que ésta recupere suavidad y elasticidad. También se solventa el problema de la foliculitis y los granitos causados por la depilación.

La depilación facial con láser también resulta menos dolorosa, es rápida y los resultados se aprecian desde la primera sesión ¿quieres comprobarlo por ti [email protected]? Puedes venir a conocernos en una sesión totalmente gratuita para que pruebes nuestro método.