Encuentra tu centro

Buscar

¿Duele la depilación láser?

Pensar en dolor cuando hablamos de depilación es algo habitual con cualquier método, tod@s hemos sentido en algún momento los tirones de la cera, de la Silk-épil o de las pinzas. Si además, pensamos en un método de depilación que implica un láser y que elimina realmente el vello, nos podemos imaginar que puede doler.

La depilación láser no es dolorosa y está muy lejos de la sensación que sentimos con otros métodos que arrancan el vello de raíz.

¿Qué sensaciones puedes notar durante tu tratamiento de depilación láser?

Pequeñas molestias similares a un pellizco, un pequeño pinchazo o sensación de calor, NADA MÁS.

Sí que hay algunos aspectos que influyen en el grado de molestia que vamos a percibir. Al igual que en cualquier otro método de depilación, es normal que sintamos más molestia en zonas como las axilas o las ingles debido a su mayor sensibilidad.

Otro factor que puede influenciar es el fototipo de piel, la cantidad y densidad del vello, en función de eso sentiremos más o menos molestia.

Por último, cada persona es distinta, nuestra percepción y tolerancia al dolor puede variar.

Nuestras técnicas láser estarán en todo momento pendientes de tu tratamiento y de cualquier molestia que puedas notar. Ajustaremos constantemente la potencia utilizada teniendo en cuenta la zona que tratamos, tu tipo de piel, la cantidad, el grosor del vello y de cómo te sientas.

Contamos con un láser de diodo de última tecnología que incorpora en su puntera efecto frío para anestesiar la zona a tratar reduciendo al máximo cualquier dolor.

¿Te apetece probar la eficacia de nuestro tratamiento? Puedes venir a conocernos con una sesión gratuita en la que podrás valorarlo todo por ti mism@, ¡te esperamos!

¿Te llamamos?

Deja tus datos y nuestro centro de atención al cliente te llamará para agendar la cita.